Ser feliz en 7 pasos

Tendemos a olvidar que la felicidad no viene como resultado de obtener algo que no tenemos, sino más bien de reconocer y apreciar lo que tenemos. -- Frederick Keonig

Queridos lectores:

¿Alguna vez se han preguntado por qué parece tan complicado ser feliz?

Un amigo de la infancia a quien deje de ver, me comentó "has vivido cuatro vidas en una".

Me ha hecho pensar bastante, así que he decidido filosofar sobre éste tema en particular, pues pregunto: ¿cuál es el secreto? y la verdad que no lo hay, pero encontré esto al respecto y me encantaría compartir.

Número 1.- Todo es elección, elige ser feliz, y piensa cómo lograrlo.

¿Alguna vez han estado cerca o convivido con un enfermo terminal o con alguien que está en su lecho de muerte? este proceso es doloroso para ambas partes, pero puedo decir que, el arrepentimiento que algunas manifiestan, era: "ojalá hubiera podido hacer aquello", "ojalá hubiera tomado aquella oportunidad", "Ojalá hubiese tenido el valor de vivir una vida propia, y no la vida que otros esperaban de mi"; pero todo esto queda en un "si hubiera", "si pudiera".

Es por esto que digo es cuestión de elección, decidimos poner una alarma que nos avise que es hora de despertar, elegimos que desayunar, elegimos despedirnos de esa persona especial antes de partir, o no hacerlo, decisiones, decisiones que van cambiando nuestro día, por lo que es importante saber que cada decisión o elección tomada, nos traerá armonía, paz y por supuesto estar felices o no, por eso debemos considera tomar decisiones que nos permitan satisfacer nuestro espíritu de cosas buenas.

Por lo que podemos empezar con algunas simples recomendaciones como: perdonar, deja ir, priorizar la paz y no siempre la razón (es mucho más saludable), definir nuestros valores elije aquellos que te hagan mejor persona, relajarnos, (no podemos controlarlo todo), sonreír un poco más, no presionarnos, dar gracias, comer despacio y disfruta cada bocado, donde quiera que comas, esa rica comida alguien la preparo con dedicación, aunque no siempre salga perfecta.

Número 2.- Cambiar paradigmas: el éxito no necesariamente nos hace ser más felices.

La presión cultural y social al respecto, nos ha llevado a creer que un título, un rol, una posición, un lugar en una empresa, una buena nomina, un proyecto que funciona, es lo que nos da la felicidad, y a pesar de que siempre he dicho, el dinero no da la felicidad, pero si es un medio para alcanzar objetivos, mismos que nos darán mucha satisfacción aunada a sentirnos placenteramente felices, me parece que aquí es donde debemos de tener cuidado, pues socialmente, familiarmente y hasta nosotros mismos a veces colocamos estándares tan altos que en vez de vivir el día a día este lo vivimos, pero con bastantes frustraciones, pues como dicen colocamos una vara tan alta que nunca la alcanzaremos por mas esfuerzos que hagamos. En realidad, no está mal ni el cheque, ni la posición, ni el proyecto, ni los planes, ni lo que deseamos obtener para nuestro futuro, lo que está errado es condicionar nuestra vida, y nuestra "felicidad" a eso, porque son cuestiones demasiado efímeras para que funcionen como único sostén de nuestra vida.

Número 3.- Rodearnos de gente positiva y feliz

Estar con gente positiva, entusiasta, agradecida, nos contagia bienestar, y nos transmiten esa energía especial, permite que el día rodeados de ellos sea más lindo, hermoso y reconfortante, inclusive más productivo. Alguna vez te han dicho me hiciste el día, la sensación es genial, si no lo han expresado de forma literal, quizá lo hicieron con una mirada, un gesto o una bonita sonrisa, pero debemos de ser claros, las personas positivas y optimistas, deciden serlo a pesar de los problemas o dificultades por lo que no niegan los problemas, ni una realidad poco placentera, sino que tienen la suficiente seguridad personal, amor propio, para saber que pueden cambiar el curso de las cosas, y transformar un momento doloroso, triste, o un fracaso, en una experiencia que si no, nos hará más sabios, posiblemente nos haga más fuertes para seguir avanzando.

Número 4.- Vivir el ahora.

Como he mencionado cada minuto a partir de que abrimos los ojos, es una serie de toma de decisiones, decisiones que nos llevaran paso a paso para ir alcanzando objetivos, que nos llevan hacia la felicidad de cumplir y lograr cosas que nos den sensación. Muchas preguntas nos hacemos a lo largo del día, pero pocas veces nos preguntamos si: ¿Mañana tendré estas cosas aún? me parece que la mayoría lo damos por asentado vivir confiado es bueno es genial pero si no existiera un mañana.

Vivir pensando en el pasado, o preocupados por el futuro, nos sacan de la vida que tenemos hoy, que es quizás la vida que nos puede hacer feliz, y dejamos de disfrutar muchas veces el hoy, por vivir el mañana, o en ocasiones que hoy, vivimos lamentando lo que pudimos haber hecho ayer, y dejamos de disfrutar este día.

Esperando que cada uno pueda hacer conciencia sobre nuestra vida, muy sabiamente dicen: el pasado solo sirve para saber de dónde venimos, el presente para saber dónde estamos, el futuro para planear hacia donde vamos, y el presente para vivirlo intensamente como si ese futuro no existiera.

Número 5.- Realizar actividades físicas:

Realizar alguna actividad física en el día, cambia el día

Les pasa que se despiertan y no tienen ganas ni de abrir los ojos y solo quisieran dormir un poco más, porque te sientes cansado, y sin energía, pues si haces alguna actividad física te aseguro te subirán la energía, si estabas preocupado, estarás menos tenso, si no te gustaba tu cuerpo, te gustará más. Inclusive, si sufrías de insomnio, podrás relajarte y conseguir el sueño mucho más rápido, lo cual nos permite además tener mejor humor, estar más lúcidos y focalizados en nuestros deberes, así como cumplimiento de objetivos, un sillón o una cama no será opción para nuestra pereza, hacer activación física no dar una dosis de positivismo, así como: correr, bailar, jugar futbol, nadar, jugar con tu mascota te aseguro que cualquier ejercicio te hará sentir más fuerte, más vivo, más sano, más poderoso, porque has logrado hacer algo que no habías pensado que ibas a poder hacer, pero decides lograrlo, te recomiendo Inténtalo cada día, es parte de este hermoso trabajo diario de ser más feliz.

Número 6.- Practica ser agradecido

No sólo demos las gracias a las personas, sino a la vida, al universo, o al Dios en el que crees, ya que mientras más agradecidos seamos, la vida nos retribuye con más de eso por lo que agradecemos. Seamos agradecidos por cosas tan simples como no recibir regañaros en el trabajo, nuestro hijo se sacó un diez, bajamos 1 kg, esta semana, se cerró un contrato exitosamente, tuvimos un reencuentro inesperado con una amiga/o de años, hicimos el amor, el dinero nos alcanzó para solventar necesidades, comimos una rica ensalada o el mejor plato de pasta, una barbacoa, etc., etc. Así como por cada día de Salud, ya que esta ultima una vez que se pierde puede ser que no la recuperemos nunca, por eso es importante elegir bien y prevenir cualquier enfermedad, que vivir con ella.

Todo esto te llevará a tener más consciencia de la suerte que tenemos, y nos ayudará a empezar al siguiente día con más energía, y con mejor predisposición para enfrentar las obligaciones diarias de la vida.

Número 7.- Ayudar y acompañar a otras personas.

No obstante, más allá del tiempo o del dinero, lo importante es el efecto que generamos para con otros. Un simple gesto puede hacer sentir a alguien que vale la pena, que no está solo, puede ser que estemos dando esperanza, aún sin saberlo, recuerda siempre regalar una sonrisa, no sabemos si con ella le hicimos el día a esa persona, ayuda a una persona cada día, ayuda a cruzar la calle a una persona que tenga dificultad, deja una nota para esa persona que amas, llámale a tu mama, abuelo, o esposo no te quita ni dos minutos, compra un dulce al niño de la calle, participa en labores altruistas, colabora con alguien para hacer una sorpresa, comparte tu almuerzo de vez en cuando con otra persona, hay tantas cosas que no requieren nada sino solo tener el deseo de hacerlo y hacerlo con alegría.

Recuerden: Nadie se va de un lugar donde es Feliz.

Con cariño Reyna Vita Salad.

0
0

Continúa leyendo: