Aumenta el consumo de herbolaria en México

Actualmente ocho de cada 10 mexicanos consume productos de herbolaria mexicana o productos naturales: Cofepris.

La OMS resalta la importancia y necesidad de fomentar el desarrollo de la medicina herbolaria y complementaria como una opción real de salud.

La Secretaría de Salud actualizó la lista del Cuadro Básico de Medicamentos Herbolarios añadiendo cinco insumos, los cuales podrán usarse como auxiliares en el alivio de resfriados comunes, atención de infecciones agudas y crónicas de las vías respiratorias, trastornos urinarios y también algunos problemas de ansiedad y trastornos de sueño.

Entre los medicamentos herbolarios que podrán ser utilizados en los tres niveles de atención en la población adulta están:

Cimicifuga racemosa: Auxiliar en el tratamiento sintomático de alteraciones neurodegenerativas y psíquicas relacionadas con la menopausia como bochornos, sudoraciones, palpitaciones, trastornos del sueño, ansiedad, cambios del estado de ánimo y nerviosismo.

Serenoa (repens/utica dioica): Recomendada para el tratamiento de la hiperplasia benigna de la próstaca y los trastornos urinarios masculinos.

Rhodiola rosea: Auxiliar en la prevención y alivio de los síntomas físicos y mentales asociados al estrés y a sobrecarga de trabajo como fatiga, agotamiento, irritabilidad y tensión.

Pelargonium sidoides: Puede prescribirse como auxiliar en el alivio, disminución y remisión de algunos síntomas del resfriado común, así como infecciones agudas de las vías respiratorias —oídos, nariz y garganta— como rinofaringitis, bronquitis, sinusitis y amigdalitis.

Pastillas de valeriana (officinalis/melissa officinalis): Como auxiliar en estados de nerviosismo, inquietud e insomnio.

El nuevo paquete se suma a la lista de 18 plantas que integran el Cuadro Básico de Medicina Herbolaria, cuya eficacia está documentada con evidencia científica.

Las hierbas medicinales utilizadas por la tradicional medicina herbolaria han probado y comprobado su efectividad a lo largo de la historia. Desde tiempos ancestrales han sido usadas por la gente para recuperar y mantener la salud.

La sabiduría de cómo utilizarlas ha pasado de generación en generación por la tradición popular por siglos.

"Ni las hierbas medicinales ni los tratamientos y suplementos alimenticios con ellas elaborados son producto milagro y no tendrían por qué ser objeto de acoso como sucede" comentó Emmanuel Zúñiga, presidente de la Federación Mexicana de la Industria de Herbolaria y Medicina Alternativa, Tradicional y Naturista, la cual agrupa a campesinos, recolectores, productores, comerciantes y terapeutas.

A principios de octubre —en un hecho inédito— la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios autorizó el uso de 18 plantas medicinales de tipo herbolario para su uso en infusiones y suplementos alimenticios. Esta liberación permitió que este tipo de productos cumplan con un etiquetado adecuado, con las normas oficiales de producción y que sean de calidad y eficacia en beneficio de la población mexicana.

La Organización Mundial de la Salud —en el texto 'Estrategia de la OMS Sobre Medicina Tradicional 2014-2021'— resalta la importancia y necesidad de fomentar el desarrollo de la medicina herbolaria y complementaria como una opción real de salud.

La OMS considera que "en la actualidad el estudio de las plantas medicinales es uno de los recursos más importantes de la Medicina Tradicional Popular Mexicana, por lo que entra en una etapa de difundido interés en el medio médico y científico nacional".

Esta situación obedece, en parte, al convencimiento provocado por la crisis económica, de que los recursos vegetales del país deben ser estudiados para afrontar carencias, abaratar los costos de medicamentos que son cada vez más difíciles de adquirir, y que al mismo tiempo aporten tratamientos eficaces sin los consabidos efectos secundarios nocivos.

0
0

Continúa leyendo: