¿Te espían a través de la cámara de tu computadora?

En nuestro mundo impulsado por la tecnología, es obvio que nuestra privacidad puede verse comprometida fácilmente. Si los Hackers pueden penetrar en la Casa Blanca, es probable que quiebren nuestros dispositivos personales. Y aún así usamos nuestros teléfonos, computadoras portátiles, tabletas y más como si esa amenaza no existiera. Pero, ¿podemos permitirnos ignorarla?

Si tienes un dispositivo capaz de conectarse a internet, es probable que incluya una cámara. Y si es así, hay una probabilidad de que alguien esté buscando dinero o dar un vistazo a tus momentos íntimos.

Tales factores han dado paso a un próspero mercado negro de cámaras web comprometidas y a los videos o fotos que pueden producir. Por eso es posible que hayas escuchado la sugerencia de cubrir con cinta la cámara de tu computadora y de otros dispositivos que las incluyan.

Una sugerencia que no se basa simplemente en la paranoia

En 2014, el FBI ejecutó su operación cibernética más grande hasta la fecha, en la que decenas de Hackers de cámaras web en más de 12 países fueron arrestados. El programa, llamado Blackshades, les dio acceso a fotografías y otros archivos en la computadora, así como un registro de todas las teclas ingresadas en el teclado de la víctima, según un informe. Les permitió robar contraseñas en las cuentas en línea de las víctimas e incluso activar la cámara web para espiarlas, todo en secreto.

Y esa es solo una herramienta que los Hackers han usado en computadoras de todo el mundo. Aparentemente, hay algunas pruebas que sugieren que el FBI también ha Hackeado las computadoras de las personas para vigilarlas a través de sus cámaras web.

Muchas cámaras web conectadas a Internet tienen su propia dirección IP para permitir el acceso remoto, lo que les permite conectarse directamente desde cualquier lugar del mundo.

Sin embargo, si tu cámara no está protegida por una contraseña segura (la mayoría de ellas no lo están), es mucho más fácil infiltrarse.

En cuanto a las Webcams conectadas a la computadora, los Hackers pueden usar Malware para acceder a ellas. Esto puede suceder cuando haces clic accidentalmente en un enlace o descargas un archivo siniestro.

Estoy bastante segura de que mi propia computadora no está infectada con Malware

Dice Mikko Hermanni Hyppönen, experta en seguridad informática que ha colaborado con las fuerzas del orden en Estados Unidos, Europa y Asia desde la década de los noventas. "Cubro mi cámara por si acaso, y para dar un ejemplo". Hyppönen fue quien derrotó a Sobig en agosto de 2003, un gusano informático que infectó a millones de computadoras Microsoft Windows conectadas a Internet.

Hay muchos troyanos que pueden espiarte a través de la cámara de tu computadora.

Incluso hemos visto delincuentes pedir dinero a las personas después de que hayan recopilado fotos embarazosas de ellos a través de la cámara web, dice.

Parece seguro decir que, si no quieres que la gente mire cada uno de tus movimientos, especialmente sin tu permiso y cuando no lo sepas, la única manera de protegerse en términos de su tecnología es tapando la cámara cuando no esté en uso. Y francamente, no sobra. Es, después de todo, solo un trozo de cinta.

¿Cubres la cámara de tu computadora?

0
0

Continúa leyendo: